Sí, las baterías de los coches eléctricos pierden capacidad con el paso del tiempo, pero eso no es ningún problema


Gráfica de degradación de baterías de Tesla
Gráfica de degradación de baterías de Tesla, en concreto del Model S, a lo largo de 250.000 Km

En la gráfica de abajo, podemos ver un dato muy interesante; El nivel de degradación de la batería de un buen montón de Tesla Model S. Se han ido tomando datos de la capacidad de la batería en función de los kilómetros que ha recorrido el vehículo, a lo largo de un rango de 250.000 Km, que a menudo es más de lo que nunca llega a conducir un coche un buen número de conductores. Como vemos, la capacidad de carga de la batería cae bastante rápido durante los primeros 50.000 Km, para ir perdiendo capacidad más lentamente a partir de ese punto.

Gráfica de degradación de baterías de Tesla
Gráfica de degradación de baterías de Tesla, en concreto del Model S, a lo largo de 250.000 Km

Ojo, la gráfica engaña un poco, porque en el eje vertical vemos sólo la variación del 85% al 100% – es sólo la cima de la gráfica… si no te das cuenta de ese detalle, parece que la batería de un Model S pierde la mitad de su capacidad a los 250.000 Km y eso no es así. Tan sólo pierde aproximadamente un 7% después de todos esos kilómetros. Lo más probable es que tras medio millón de kilómetros no consigas degradar la batería más de un 10%… cualquier coche térmico pierde también un 10% (o más) de autonomía tras medio millón de kilómetros recorridos por la sencilla razón de que el motor, más viejo, pierde eficiencia a lo largo de su vida útil. Es normal, y está previsto… por esa razón se podría decir que un coche 100% eléctrico, que además requiere menos mantenimiento, podría aguantar mejor el paso del tiempo y que todo esto de la degradación de las baterías, aunque sea algo cierto y comprobado, no es en absoluto un problema para ningún conductor.

Tesla ofrece una garantía de 8 años en el pack de baterías de cualquiera de sus coches, pero obviamente esta degradación natural no está incluida en la misma porque no se considera un defecto de fabricación. Además de eso, la marca ofrece una garantía sin límite de kilómetraje, algo que no muchas marcas de coches con motor de combustión pueden ofrecer.

Por cierto, esta degradación de baterías es algo que pasa con cualquier batería; las pilas de los juguetes de tus hijos, la batería de tu smartphone, portátil o tableta, la pila de tu reloj, la de tu consola portátil… todas tienen este problema, al menos hasta que se consiga una tecnología de batería que no pierda capacidad tras acumular muchos ciclos de carga y descarga.

Vía: Steinbuch.

Anterior Tesla confirma su primera tienda española en Barcelona
Siguiente Nissan presenta la nueva versión rediseñada del Leaf 2018

Pulsa aquí para visitar nuestro foro y dejar tu comentario sobre este artículo. ¿Tienes algo que añadir o contestar?