Primera víctima mortal atropellada por un coche autónomo de Uber


Coche de Uber implicado en el accidente

Es una noticia triste, pero una que tarde o temprano tenía que llegar; una persona ha fallecido atropellada por un vehículo autónomo de Uber, que en ese momento circulaba con un conductor tras el volante pero que no controlaba el coche en ese momento. Se trata de uno de los vehículos de pruebas que Uber tiene en Tempe, Arizona. Este es el primer caso de una persona fallecida debido a un accidente de un vehículo autónomo.

Coche de Uber implicado en el accidente

El suceso aún no está claro pero parece ser que la mujer estaba cruzando la calle por un lugar indebido, lejos de un paso de cebra. Esto en realidad debería dar igual, porque los coches autónomos no juzgan si se deben parar o no únicamente en función de los pasos de cebra, sino de los obstáculos que encuentran en su camino, incluyendo por supuesto a las personas. Por la razón que sea, el coche no paró debidamente a tiempo, y la persona que iba detrás del volante, tampoco intervino, lo que da a este caso un aura de misterio.

El estado de Arizona es uno de los menos restrictivos en las pruebas de vehículos sin conductor, y dejan ya que haya coches sin una persona al volante circulando autónomamente por sus calles, en pruebas. Es posible que después de este accidente otros estados se lo piensen dos veces antes de permitir lo mismo. Muchas empresas que intentan conseguir coches totalmente autónomos han abierto oficinas en Arizona para dar soporte a sus pruebas en este estado por esta libertad que hasta ahora han disfrutado los coches que conducen solos.

Vía: New York Times

Anterior Defectos de fabricación del Model 3 que nunca deberían haber llegado así al cliente final
Siguiente Por qué en España es más complicada la popularización de los coches eléctricos

Un comentario

  1. […] triste, que aún se está esclareciendo. Un coche autónomo, diseñado para conducir por si mismo, ha atropellado a una mujer, que poco después del accidente lamentablemente ha fallecido. Según parece la mujer estaba […]

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *