Volkswagen, BMW y Daimler encerraron en salas a monos y personas para demostrar que sus motores diésel no eran dañinos para la salud [WTF]


Boina de contaminación de Madrid
Boina de contaminación de Madrid. Foto de gaelx en Flickr.

La noticia de hoy es una de esas que levanta más de una ceja, porque cuesta incluso creer que sean verdaderas. Tres marcas alemanas fabricantes de coches, Volkswagen, BMW y Daimler (Mercedes), junto a Bosch, han financiado experimentos en los que se encerraba a monos o personas en una habitación con un coche diésel encendido, con el objetivo de demostrar que las emisiones de su motor no eran dañinas para la salud. Si, es una noticia real, y esto no es una broma… lo que acabas de leer, realmente, ha sucedido en Alemania. Lo han denunciado primero en el The New York Times, y en el gobierno alemán están muy sorprendidos. Han declarado ya que este tipo de experimentos no tienen ninguna justificación científica ni ética, y ha pedido que en lugar de intentar estudiar estúpidas obviedades, se dediquen a reducir las emisiones de sus vehículos.

Vamos a dejarlo claro desde el principio; Es muy difícil reducir más todavía las emisiones de los motores térmicos. Se ha llegado a un punto en el que simplemente hay tecnologías mejores, que ya existen, y que se pueden utilizar, como los coches eléctricos con batería de iones de litio, o incluso los eléctricos con pilas de hidrógeno, aunque habría que discutir cómo se genera ese hidrógeno. Cualquiera de estas opciones es mejor que simplemente quemar un derivado del petróleo que da como resultado sustancias que son nocivas para la salud de las personas. Sólo hay que ver cómo se ven las grandes ciudades cualquier día laborable en el que no hay tiempo ni llueve. Aquí tenemos Madrid con su boina de contaminación.

Boina de contaminación de Madrid
Boina de contaminación de Madrid. Foto de gaelx en Flickr.

Sí, efectivamente aún falta mucha infraestructura para poder soportar cientos de miles, o millones de coches eléctricos. Es cierto. Pero si no se empuja por nuestro lado, por el de los consumidores, nunca ocurrirá. Está claro que muchas marcas simplemente no quieren cambiar el paradigma instalado ahora mismo en la sociedad, quieren continuar haciendo exactamente lo mismo, año tras año, hasta que ya no puedan continuar haciéndolo más… y ese momento, sólo llegará cuando la gente no quiera sus coches. Sólo entonces será obligatorio poner puntos de carga en parkings y carreteras de manera que abunden como abundan hoy en día las gasolineras.

Volviendo a la noticia, es simplemente horrible que metan monos en una sala, distraídos con vídeos, en una sala cerrada con un Beetle 2013 de Volkswagen encendido al ralentí. Que metan personas es también muy malo, pero esas personas no hacen esto obligadas. Son conscientes de lo que pasa. Pero que metan a un animal que simplemente está ahí sin saber que les están utilizando para experimentar si tienen luego problemas de salud, es realmente lamentable. Inaceptable. Lo más triste de todo esto es que después de que esto ocurra, millones de personas continuarán comprando sus coches diésel. Probablemente pase como pasó con el dieselgate, con los engaños de las emisiones reales de sus coches… un año después, Volkswagen era de nuevo la marca número uno del mundo en cuanto a número de ventas. Sólo tuvieron que pasar unos pocos meses para que el tema se olvidara, o quizás nunca se olvidó porque simplemente a la inmensa mayoría de personas parece darles igual.

Vía: El País.

Anterior Tesla abre un nuevo Supercharger en Aguadulce, cerca de Sevilla
Siguiente El mismo conductor que cruzó los EEUU y Canadá con su Model 3, ahora se trae su coche a Europa

Sin comentarios

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *