Shenzhen nos muestra su flota de más de 16.000 autobuses 100% eléctricos


Shenzhen, uno de los lugares de China en donde se fabrican la inmensa mayoría de dispositivos electrónicos que utilizamos hoy en día, se ha convertido en un ejemplo de movilidad eléctrica al haber creado una flota de 16.000 autobuses 100% eléctricos, que es una buena manera de dar un puñetazo sobre la mesa mientras se grita así se hacen las cosas. La foto de una pequeña parte de esos autobuses deja la boca abierta… de hecho probablemente nunca hayamos publicado antes una imagen con tantos vehículos eléctricos juntos

Esta ciudad de 12 millones de habitantes cercana a la famosa Hong Kong, utiliza ahora 16.359 autobuses eléctricos, que se han convertido ahora mismo en una flota completamente eléctrica, después de varios años actualizando cada vehículo de la flota urbana de transporte público. Para poder cargar todos estos autobuses, el ayuntamiento ha instalado 8000 puntos de carga a lo largo y ancho de la ciudad, en paradas de las líneas que recorren estos autobuses, para poder cargarlos en cualquier momento. De hecho, en teoría la mitad de la flota puede permanecer en estado de funcionamiento mientras se carga el resto de vehículos, garantizando así el funcionamiento de toda la red a cualquier hora del día. Estiman que gracias a este esfuerzo están dejando de quemar 345.000 toneladas de combustible cada año, que se traducirían en unas emisiones de 1,3 millones de toneladas de CO2 emitidos a la atmósfera.

Flota de buses eléctricos de Shenzhen

Los autobuses eléctricos están llegando poco a poco a muchas ciudades, también españolas como Madrid, pero es obvio que no con el empuje que se hace en otros países como Noruega o China. En este último país, debido al número de habitantes que alberga, la contaminación del transporte privado se ha convertido en un grave problema en grandes ciudades, siendo esta una de las razones por las que ahora invierten tanto dinero en transporte público primero, y transporte eléctrico después. Es la única manera de reducir el transporte privado dentro de las ciudades, y también la contaminación.

Flota de buses eléctricos de Shenzhen

Vía: EyeShenzhen.

Anterior El primer tramo de carretera solar con carga inalámbrica está casi listo en China
Siguiente Así se comporta el Tesla Model 3 en la nieve

Sin comentarios

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *