¿Qué sentido tiene el Roadster 2? Ninguno, pero hay que pasar por esa fase


Tesla Roadster de segunda generación

Hace unos días Tesla presentó el nuevo Roadster 2, una evolución del súper deportivo que construyó años atrás, antes de convertirse en la gran empresa que es ahora. Es un coche más grande, mucho más bonito, y también muchísimo tan potente… tan potente, de hecho, que es simplemente absurdo, o incluso estúpido, en palabras de Elon Musk durante su presentación.

Tesla Roadster de segunda generación

En los últimos años, nos hemos acostumbrado ver a Tesla diseñar y fabricar un Model S, luego un Model X más familiar, y ahora el Model 3, más asequible, del que debe producir muchas unidades. También nos ha presentado un camión, otro mercado que quieren intentar atacar con motores eléctricos. Poco a poco, según ha ido encontrando financiación, Tesla ha ido acercándose más a todos aquellos mortales que no disponemos de cientos de miles de dólares o euros para gastar en un coche. Esta vuelta a un lanzamiento inesperado, de un súper deportivo muy caro, es simplemente una demostración de fuerza, del la calidad de sus diseños (porque el Roaster 2 es simplemente precioso se mire por donde se mire) y una demostración tecnológica. Pero eso no explica por qué lo han hecho realmente.

Tesla Roadster de segunda generación

¿Qué sentido tiene diseñar, fabricar y vender un coche así? – aunque es un coche muy caro, también es cierto que es unas diez veces más barato que otros súper deportivos, su competencia, que además, tiene menos prestaciones. Al final es básicamente una cuestión de gustos, pero la razón por la que Tesla venderá el Roaster 2 es muy sencilla: Para darle un bofetón a los mejores coches con motor de explosión del mercado. Para demostrar que un coche eléctrico puede superarlos en absolutamente cualquier parámetro; Más potente, más velocidad, más autonomía… y, probablemente, en lo único en lo que pierde es que hay que esperar más tiempo para llenar su depósito (en este caso, cargar la batería). También hará mucho menos ruido pero como hemos dicho antes, al final es cuestión de gustos… los que quieran gastarse varios millones de dólares en un Ferrari o un Bugatti Chiron, adelante – pero si quieres gastarte unos 200.000 dólares en un precioso coche que simplemente es mejor, ahí tendrás a Tesla esperando

Por eso, para la mayoría de nosotros, no tiene ningún sentido que Tesla lance al mercado un coche así. Básicamente disfrutamos las fotos o, si tenemos la suerte de ver o subir a uno en persona, todo lo demás… pero sólo unos pocos minutos. Los cuatro que tengan dinero para un coche así continuarán financiando la expansión de la empresa, el abaratamiento de la construcción de coches eléctricos y entonces sí, fomentarán la fabricación de otros modelos a los que sí pueda tener acceso cualquiera de nosotros. Quizás no dentro de mucho tiempo será posible entrar en una tienda y llevarse un coche eléctrico por 20.000€, gracias al empuje que fabricantes como Tesla le están dando al coche eléctrico… un empuje que animará a todas las demás marcas fabricantes de coches a incrementar su inversión en movilidad eléctrica. Todo esto es una fase por la que hay que pasar para poder mover el mercado de la movilidad eléctrica.

Anterior Resumen de datos más importantes del Tesla Semi, el camión eléctrico que cambiará todo
Siguiente El carbón es el sistema de generación de electricidad más usado en España durante el mes de Noviembre

Pulsa aquí para visitar nuestro foro y dejar tu comentario sobre este artículo. ¿Tienes algo que añadir o contestar?